domingo, 14 de marzo de 2010

8.05.10 (056) - Lunar Sea

Camera Obscura

Tienes que intentar mantener la calma. Klaus Kinski te está mirando. ¡¡El mismísimo Nosferatu!! ¿Es que eso no es capaz de inquietarte? Pues no. Yo sigo royendo el palo del chicle-chupachups fingiendo que aprecio su sabor a manzana.

Al domingo no hay quien lo destruya. Primero amanecí atrapado dentro de una camisa de fuerza, viendo como la princesa vuelve a irse sin mirarme; y luego poco a poco la humanidad me ha ido señalando hasta que me han dado ganas de tropezar subiendo las escaleras de la filmoteca y hacerme un ovillo para ver si así retengo mejor mi desesperación.

Sé que todo se me pasará mañana, pero encima cuentan la historia de un chico que hizo una web para buscar una chica de la que se enamoró en el web y la llaman "romántica". A mi también me lo parece, pero me dan ganas de gritar por todo lo que he hecho y gritar "¿y es que acaso eso no cuenta para nada?". Vale que hay cosas que no eran por ninguna mujer en concreto, pero es que si haces algo así por alguien ¡a eso se le llama acoso! ¿A qué se debe esta hipocresía?

Cuando me tiembla hasta el cine y parece que hasta la música se va a acabar, a veces tengo suerte y encuentro una canción que me logra retener dentro de mi habitación sin querer arañarme la cabeza o algo así. Hoy suenan Detektivbyrån, Camera Obscura y la voz de Silvia Sanz en Niza... Y me acuerdo de los elefantes, me pongo a contar los días que faltan para que salten sobre la tela de una araña y yo me tengo que alegrar :)

Si nadie va a matarme todos los Domingos me gustaría al menos que alguien me dejase al menos escribir YA una historia de amor.

No hay comentarios: