sábado, 26 de julio de 2008

6.35 - Base enemiga lituana


með blóðnasir ( Me sangra la nariz )


Germinó un fin de semana de la nada. Me hallé de pronto, encaminado hacia el territorio de mi enemiga. Más allá de la plaza de los silbidos, de la puerta de la intriga, de las escaleras del anonimato, del rellano los sueños y las canciones.

Entré en un nuevo paraiso, el de los sueños comprimidos, el de la realidad del caos, el del placer de las buenas compras, y cientos de calificativos admirables. Hasta el aire acondicionado era artístico ("La belleza, si deja de ser subjetiva, pierde todo su valor" - Amíelie Nothomb en Atentado ). Lámparas flexo de serpientes en el techo, sofás del descanso, bicicletas de alambre, televisión del recreo, colecciones de interactividad, terrazas hacia los colores, pasillo hacia los sueños, caos ordenado, estanterías más alla de la conciencia sobre la sabiduría, cajas misteriosas, más caos, cocinas del hambre, terrazas de primavera y otoño, y sobre todo, una cueva de comics, más libros, postales, sueños, fragmentos, escaleras, literas, pianos eléctricos, cosas por el suelo, más postales, varitas mágicas, escenas griegas, colores, posters, anime y manga, más postales, oscuridad, suavidad, enchufes estratégicos. Solo quedaba el cuarto de la pintura, de la horchata con coca-cola y el járabe de tang.

1 comentario:

Extraterrestra dijo...

uuuuuuuuuuu, pero que caos tan bien ordenado, yo tambien quiero pintarme ^^