domingo, 25 de abril de 2010

8.05.20 (066) - Nadie es de nadie

Francisco Nixon

Click!

Llega el verano que tantos meses llevo ansiando y lo primero que hago es cagarme en su puta madre. Porque aquí cuando mis queridas camisetas de manga corta están listas para ser lucidas la humedad viene a envolverte en celofán y a hacerte sentir una mierda con ellas puestas. Nunca irradia a gusto de todos.

No llegan los helados pero ya está aquí la manga corta. No te llegan las mangas mucho más abajo del hombro y yo empiezo por el codo a hacer el dodo. Tonto y caminando hacia la extinción. Enhorabuena, ya me has demostrado que no eres una ilusión óptica, ¿No podrías ahora dejar de hacerme sufrir?

Me gustaría que pudiésemos hablar el mismo idioma. Te digo que hola, que me gusta viajar, la demencia y el pop. Tu me respondes lo mismo: que hola, que te gusta viajar, la demencia y el pop. Y no coincidimos en nada. Yo que pensaba preguntarte si te dejarías querer durante un ratito al menos, pero es que ya ni eso, porque me has cortado mientras estaba hablando, de golpe me sueltas que has quedado. Ya. Soy yo el que se ha quedado. Como siempre.

miércoles, 14 de abril de 2010

8.05.19 (065) - Dar cera, pulir cera

Klaus&Kinski

Click!


Ya de pequeñito tenia témperas fuertes y temperamento débil. El primer plan que hice no tuvo nada de estratagema si no que fue una cartografía sobre un mantel desechable. Tenía el mar de azul, las ciudades grises, los prados verdes y las montañas marrones y blancas. Mis países imaginarios siempre fueron muy estándar y aún así no me he acostumbrado a la mediocridad de los de verdad.

Pásmese, Richter. Mi país fue volcado y ocupado por cazuelas y platos alienígenas. No he visto semejante masacre ni en los videojuegos. Al final las inundaciones, los incendios y los guisantes asesinos destruyeron la nación.

La frustración del día acababa donde acabo yo siempre. Con el trauma de "Mi chica" y "Cruz de navajas" de Mecano. Con 8 años yo ya era yo. Y si en vez de imbécil fuera estéril tal vez no sería tan recursivo ni recursi.

Mi objetivo eres tú. Mi número favorito es el 2. Lo que yo quiero en realidad es siempre lo mismo. Me quemo y no se puede sofocar.

martes, 13 de abril de 2010

8.05.18 (064) - La mejor enfermedad

Bla

Click!

Podía haber metido el pie entre dos tablillas, haber metido el dedo dentro de la botella y hacer el vacío o que ésta me hubiese empapado. Pero hubiese dado igual. Me hubiese levantado corriendo hasta ponerme al lado de los altavoces a bailar "Nunca estás a la altura" de Klaus & Kinski.

Luego, pusieron mi canción. El muchacho de los ojos tristes, de Niza.

Luego, extasiado, me senté y me lo dije: "Las dos cosas más importantes de mi vida: Amélie y Elefant Records". Así de tajante.

Hay muchas canciones que me recuerdan los cientos de pequeños mensajes que debo recordar ahora. Y por suerte puedo ponerme una y acordarme de recordar.

Me faltarán muchas cosas, pero al menos puedo vivir estos grandes momentos de euforia. Conmigo.

PD: Siento estar tan flojo. Pero solo quería tapar un poco tu ausencia, mi perrito librepensador.

domingo, 4 de abril de 2010

8.05.17 (063) - Kuvala

RinneRadio

No sé si mi perro es consciente de que se va a morir.

Es fácil humanizar sus actos y decisiones, hablar de fidelidad, euforia y tranquilidad; pero sólo es un perro. Tratar de extrapolar sus actos en equivalentes humanos es una pérdida de tiempo. Pero está claro que los perros piensan, y me pregunto si él, Otto, consciente de su edad, sabe que su pérdida energía es un claro síntoma del fin de la vida.

Le bajo a la calle, mea y olisquea hasta que se tropieza y duda por un rato si se quiere levantar. Yo, que soy un niño desde que él llego cuando tenía 7 años, me siento en la acera y observo como se sienta y mira hacia ningún lado. Me pongo a acariciarle y a llorar. Porque antes, aunque ya estaba bastante sordo y cegato, le metía prisa por que hiciese sus cosas. Me gustaba estar con él, pero también quería subir y conectarme para hablar con mi otra gente. Y ahora que necesita media hora no soy capaz de moverme ni de apremiarle. Porque yo nunca siento que algo sea suficiente, y menos cuando sé que se va a acabar.

Este último año se está haciendo muy largo y hay días que no lo puedo soportar.

Extrapolar el comportamiento de los animales a la conducta humana no tiene sentido. Valga la inmodestia, nuestra complejidad social y emocional es infinitamente mayor. No tiene sentido sobrevalorar las virtudes de un animal de compañía.

Pero es que no puedo evitar derrumbarme. Porque él nunca me miró como si fuese un imbécil cuando le decía que le quería y le tenía que abrazar. Nunca existe el problema de la falta de complicidad, comprensión, confianza o entendimiento. Él simplemente se deja abrazar.

Seguramente es que no me entiende. Me da igual.

sábado, 3 de abril de 2010

8.05.16 (062) - Tornado

Jónsi


Audrey Hepburn siempre está perfecta. Para mi desgracia, semejante perfección la ha llevado a que su condición de diva de la elegancia eclipse su belleza y su imagen pop y naíf. Cuando sonríe todo queda bien. Es plano fijo. Nadie puede arrancar la perfección del fotograma. Y cuando llora, nadie puede evitar que me entren ganas de salir corriendo a por ella.

Y soy consciente de que no puedo hacerlo.

Click!


Tú no estás actuando. Simplemente es tu manera de hacerlo.

Puedo verte a través de Audrey. Y tú no necesitas ser tan refinada e inalcanzable. Tú simplemente estás. Alegre y preciosa. Es más sencillo todavía, es más pop. Audrey nunca podrá presumir de eso.

No necesitas llorar (y nunca te he visto a verlo) para que quiera hacerlo. No puedo resistirme a abrazarte.

Y hoy tampoco puedo hacerlo.