lunes, 31 de mayo de 2010

8.06.01 (071) - Ronnie O'Sullivan

Klaus&Kinski
Letra!


Qué maravillosas aquellas infantiles aventuras de amor y sacrificio: Pájaro conoce a mano que da de comer y salen ciento volando.

Yo recuerdo que de niño corría con el culo al aire empuñando una espada de cartón, un escudo de hojalata y un casco de papel. Y así pasa lo que pasa. Que llueve, cuando el sol el reflejo te ciega y te acaban dando por culo. Es tan obvio que no tiene gracia.

Qué atroz paradoja llena de humor negro. Luego uno se pasa la vida como un niño y fingiendo saber fingir.

Esta vez no voy a mentirte con lo mismo. Haga lo que haga me pongo en obvio y resulta demasiado evidencia. Sé que me repito, pero te lo digo con dislexia a ver si así te suena a novedad.

Me encanta que... ... no, mira, mírame a los ojos.

lunes, 24 de mayo de 2010

8.05.24 (070) - The Ego's Last Stand

The Flaming Lips

Letra!


Soy autocontradictorio. A ver cómo me lo tengo que llevar y a ver quién va a querer llevárselo de oferta. Soy una ganga, y lo barato sale caro.

No soporto todo porque no aguanto nada y me gusta negar el negativo. Lo que hace un momento era la panacea ahora se queda en paracetamol. Qué mediocre es eso que te hace tan especial. Qué trascendente es todo lo que hay en ti. Un todo nunca puede ser trascendental. Me he vuelto a (a)negar. So abyecto.

Cada día estoy más orgulloso de desconocerme y me aterra saber por dónde van a salir las culatas. Eso es porque me gusta que los tiempos cambien. No soporto seguir igual que siempre.

Primero todo es pop. Luego toda muestra de afecto es reduccionistamente cursi. Nada es trascendente, nada es casual, nada es sincero y nada durará. Luego sólo quiero que me escuches y soportes la verdad venir. Claro, al final pondréis cara de pena y pensáis "¿Cómo puede alguien soportarte?" y no lo puedo contradecir.

¿En qué quedamos? ¿Estamos solos por resignación o por propia voluntad?

domingo, 23 de mayo de 2010

8.05.23 (069) - Hecha Trizas // Querido Miedo

Pauline en la playa
Hecha Trizas en Spotify
Letra!



Hacer trizas los recuerdos, y volver a empezar...

Hacer trizas los recuerdos, y volver a empezar...
El concierto de Serpentina fue alucinante: Me sentí como un niño al que le contaban un cuento en forma de canción.
Cuando el concierto acabó entré en un terrible shock: el de la vuelta a la realidad. Tenía dos opciones: O irme con la cabeza baja o bailar con la cabeza baja.

Hacer trizas los recuerdos, y volver a empezar...
Y encontré a una chica en un grupo sencillamente guay (¡y en él estaba la cantante de Serpentina!). Su mirada era preciosa e inspiraba algo que casi nunca nadie sabe inspirar: sinceridad y bondad. Tras cerciorarme varias veces de que la mirada seguía ahí por mucho tiempo que pasase (Un momento, ¿Me estaba mirando también ella a mi?) decidí hacer algo, fuese como fuese. El tiempo no paraba de pasar y sabía que mucho tiempo no aguantarían y se acabarían por marchar.
Diría que estaba nervioso, pero simplemente fue así: me acerqué al grupo, la miré a los ojos, y la saludé.



Serpentina

Letra!

lunes, 17 de mayo de 2010

8.05.22 (068) - Loftið verður skyndilega kalt

Ólafur Arnalds



Ya tenía planeado escribir sobre un beso cuando vi en el Facebook de Marina (ésta vez la de verdad, no una fruto de mi imaginación), como imagen de perfil, este precioso cuadro de Francesco Hayez.


Una megafonía en mi subconsciente lleva un par de semanas radiando un fragmento de una canción de Sabina en modo bucle. "Si pudiéramos amar como animales", dice, si volasen los dragones. Y lo que me evoca, el producto de la transmutación de lo semántico a lo conceptual y de lo conceptual a lo tangible (al menos mentalmente); es a una pareja encerrada en unos mal llevados 5 metros cuadrados, atrapados ante la lluvia y el calor al mismo tiempo. Con ella debajo, desaliñada y con el pelo empapado en su propio sudor se inicia el ritual concreto de esa fracción de sexo a la que llaman beso:

Ella se está dejando dominar. Desvanecida de su propia consciencia y sin embargo más consciente que nunca de si misma, se deja recorrer la espalda como si después de exhalar se fuese a caer contra la almohada y a no levantarse nunca más. Él la roza de abajo a arriba por la espalda como si al tratarla con delicadeza fuese capaz de abrirla de punta a punta hasta reintegrarse al fin con cálido útero que le obligaron a abandonar.

Y al final, cuando ambos han subrayado una vez más todas estas sensaciones como objetivo y motivo único de toda su existencia, se tienen frente a frente, demasiado cerca, con las manos muy pegadas al rostro del otro arqueadas como si hubiesen atrapado una libélula sobre el filtro labial. Y, no es nada nuevo, se van a besar.

Yo no sé en qué se diferencia ese gesto de llorar. Llorar con alguien, eso sí.

Tenemos dos animales muy pegados que en cuanto se descuidan y empiezan a pensar en la vida con un mínimo de seriedad no pueden evitar sentir un pánico que no saben cómo disimular. Y se les ve toda la jugada, ambos destruidos y claudicando ante el otro, a ver si cumplen el pacto de no agresión y el instinto se los lleva fuera de toda lógica sin más.


Me estremeció el cuadro de Hayez.
De todas formas, cuando trato de mirar la escena desde la primera persona, aunque el texto sea el mismo, siento que acabo condenado a otro beso muy distinto. El de Magritte.

lunes, 3 de mayo de 2010

8.05.21 (067) - Tú lo que tienes es ansiedad | Saeta de miedo me da

#Fo

Letra!


No me siento mal. Mis ánimos se pueden definir perfectamente con esta concisa frase: No me siento mal.

La decrepitud que la lluvia trae consigo, la muerte, la apatía, el odio, el desinterés, el orgullo, el miedo, la inseguridad, la impotencia, la rabia y todos los malos que cada día nos pueden atacar por la espalda están presentes en este 3 de Mayo, y yo no me siento mal. Tampoco me siento bien pero desde luego no me siento mal.

El día comenzó de noche cuando a las 3 de la madrugada sobre Valencia cayó una cifra record de truenos. Yo me enteré pero en cambio, en mis sueños, la historia que mi inconsciente tenía entre manos hablaba de una lluvia de bolas de fuego. No es la primera vez que observo por la ventana como la naturaleza se pone de videojuego. Y ésta vez en lugar de ponerme existencialista y arrepentirme y angustiarme por el tiempo que perdemos cada día, simplemente disfruto del apocalipsis hasta que escapo a un nuevo escenario donde unos alienígenas someten a la humanidad y toman la ciudad. No me parece mal.

"No sé a dónde vamos a ir a parar si creen que lo más importante de follar es lo que se hace con la polla". No es que haya amanecido destructivo. Este es más bien un pensamiento de hastío existencial. Por algún motivo la cabeza se me va a pensamientos hediondos (sin llegar a ser húmedo el tacto) sobre pelos bajo unas bragas (de dueña sin determinar) y del calor visceralmente sensual que debería ansiar en esta exploración lo único que queda es la certeza de que afuera hace mucho frío y ahí dentro por lo menos no se está mal.

Nada de lo que se diga va a cambiar mi desconfianza y a hacerme controlar el miedo que tengo. Creo que ahora no tengo pretensión alguna porque creo que ni sumando a todas las personas del mundo llego a conocer a media. Incluyéndome a mi mismo. Y esto no me parece un problema: no creo que las cosas vayan mal.

Desde aquel suceso, que en su momento no me hizo querer vomitar de dolor como otras cosas (como la ansiedad) si han hecho, a veces se me dislocan algunas neuronas y siento ráfagas de recuerdos que me anudan la garganta y me ponen al borde del llanto. No tiene nada que ver con la impotencia usual: esta angustia es lógica y natural. Aunque no pueda abrazar a nadie cuando me da uno de esos momentos, tampoco es algo que esté mal.

A mi alrededor hay algunos asteroides que se desmoronan y se quedan sin energía. Algunos están áridos y quebradizos, al borde de la volatilización. A veces esa mierda se te mete en los ojos y no te deja avanzar. Y aunque sea poca cosa hoy voy a quererte sin más. Al fin y al cabo no está mal, ¿no?

#Fo

Letra!