martes, 13 de abril de 2010

8.05.18 (064) - La mejor enfermedad

Bla

Click!

Podía haber metido el pie entre dos tablillas, haber metido el dedo dentro de la botella y hacer el vacío o que ésta me hubiese empapado. Pero hubiese dado igual. Me hubiese levantado corriendo hasta ponerme al lado de los altavoces a bailar "Nunca estás a la altura" de Klaus & Kinski.

Luego, pusieron mi canción. El muchacho de los ojos tristes, de Niza.

Luego, extasiado, me senté y me lo dije: "Las dos cosas más importantes de mi vida: Amélie y Elefant Records". Así de tajante.

Hay muchas canciones que me recuerdan los cientos de pequeños mensajes que debo recordar ahora. Y por suerte puedo ponerme una y acordarme de recordar.

Me faltarán muchas cosas, pero al menos puedo vivir estos grandes momentos de euforia. Conmigo.

PD: Siento estar tan flojo. Pero solo quería tapar un poco tu ausencia, mi perrito librepensador.

1 comentario:

Nova Persei dijo...

Haajkvork ya no es Haajkvork?

Siento lo de tu perro.

Te envio ánimo del bueno!