jueves, 15 de enero de 2009

7.02.13 (033) - Física macroencefálica-ocular

La proporción de la cabeza respecto al pecho, por ejemplo, tanto en diámetro como en peso, seguro que es un número místico, como el número e, pi, o el número aureo, que se repite, con lo que los biólogos llamarían "belleza", por toda la naturaleza en otras proporciones fisiológicas entre otras partes del cuerpo de cada animal.

Pero esta mañana, la proporción se convirtió en un número factorial ( n x (x-1) x (n-2 ... ) y si no me hubiese sujetado la cabeza con los brazos, su peso habría hecho que se precipitase hacia el suelo incinerándose cual cometa en contacto con la atmósfera. Esto que sirva de demostración: fuerza = 1/sopor.

Soy malo recordando colores, pero estoy seguro que el ascensor y el suelo se fusionaron varias veces entre las 8 y las 10. Lo juro. O a lo mejor era un efecto de ansiedad ante el sueño. A veces me siento como un canguro con las ojeras. Las alquilaría pero me da bastante asco el tema ese de que puedan sacarme los ojos.

El lunes perdí el tren de la puntualidad en el mundo del descanso, y claro, cuando el planeta se mueve 2 horas, al final acabas luchando toda la semana contra esa diferencia. Recorres la distancia hasta el descanso, recorriendo casi la mitad del camino que te falta cada día, pero claro, ya sabemos que así nunca se alcanza el objetivo...

Al final, la física sale a borbotones por la Wikipedia y mis preocuopaciones metafísicas, tras este desfase horario, son sobre la resonancia que dejaré en el espacio tras mi desintegración: ¿ser Estrella de Neutrones o Enana Blanca? ... ¿Enana? ¿¡Enana!? ¡La monja enana!

4 comentarios:

Anne dijo...

Eso no es física, es anatomía. Y no me lleves la contraria que hasta hace tres semanas estaba dando yo la proporción áurea XD

No te desintegres, hombre. Eso con un finde de levantarte al mediodía y más allá se arregla.

Herzeleid dijo...

Uy, uy...pues estudiso recientes afirman que el sueño no se recupera...

Una amiga ha visto uno de tus carteles de Amelie, de esos que rezan "Son tiempos difíciles para los soñadores". Lo ha pegado en su carpeta y me lo ha enseñado fascinada. Yo he sonreído y le he dicho que conozco al que los pega. No me haq creído, jaja!!

Herzeleid dijo...

Por cierto, donde has puesto los carteles??Me gustaría verlos, así para la próxima quizás me apunte a ayudarte :D

annna dijo...

si,mi segundo blog es tan secreto que he `puesto un link de el en mi blog :p pelirrojo!