domingo, 4 de octubre de 2009

8.01.05 (005) - And it rained all night

Thom Yorke

Es mucho más bonito cuando te enseñan algo que cuanto ya lo sabes ¿verdad? La diferencia entre el maestro y el alumno a veces es vergonzosa.

Llueven datos, situaciones, experiencias, anotaciones, memorias, momentos, instantes, nimiedades. Llueve sin que ni una sola gota caiga sobre mis labios o me salpique al menos la garganta. Lo que pasa es que la fiebre y los mocos, seguro (o eso quiero creer), han condensado la atmósfera de mi habitación hasta dejar impregnadas mis vivencias en las paredes de mi habitación. No es que las sienta fuera de mi ahora, es que las siento condensadas y pegajosas. No me gusta la perspectiva desde aquí.

Debo de salir de mi y salir a la calle. Habría que ser idiota para quedarse aquí y encima escribir un post.

-------------------------------------------------------------

-Ah. ¿Y?

Cuando llaman de algún puto spam de televenta, no puedo evitar que mi actitud cada vez se vuelva más cansina y apática. Tal vez el Henry Chinaski del siglo XXI trabaje en algo así. Y creo que debemos de intentar no ser demasiado hijos de puta, aún cuando el otro interlocutor lo sea.

Y a esta triste realidad cívica la llamamos compasión.

No hay comentarios: