miércoles, 2 de septiembre de 2009

7.05.16 (114) - Kingston

Y al final nada.
La guía nos aseguro que el Circo del Sol no actuaría porque volvía a llover y ni nos acercamos a verlos... salvo 5 chavales que ¡violá! ¡Se los encontraron allí! Era solo medio espectáculo, pero, ¡joder!, ¡yo quería! Ya habrá otra ocasión de verles bien, pero duele bastante.

Al final fui con Asaki, una de las japonesas, y Nadia, una italiana muy maja siempre sonriente y alegre (tenía un aire Osakiano bastante guay) a cenar en un restaurante donde había un tío cantando con una guitarra canciones famosas (casi todas en francés, claro).







Al día siguiente un largo viaje en bus, con 4 paradas: una en un Tim Hortons para desayunar, otra en Montreal para comer (a las 12), otra en Kingston para montar en un bote y recorrer "las 1000 islas" y luego en un lugar perdido hacia Toronto donde había un Dollarama y un McDonalds para cenar (a las 5).

No hay comentarios: