lunes, 29 de marzo de 2010

8.05.14 (060) - We Are Kids

Lacrosse

Click!


El gozo de poder cantar todas las canciones de un SetList al completo es algo invaluable. Yo ya lo intuía pero no alcancé a comprender de verdad esta realidad hasta que Lacrosse se pusieron ante mis ojos. Yo creí que, por segundo fin de semana consecutivo, me iba a poner a llorar. Así no hay forma de negar que le voy cogiendo cariño a Madrid.

Cuando uno de los guitarristas despliega los moduladores y transformadores por el suelo y el batería está adaptando el terreno para que estalle la guerra sonora, ya sabes que algo enorme va a acontencer. No puedo evitar derrumbarme y desenmascararme como gropie, pero es que cuando Nina y Kristian se preparaban yo ya presentía que todas las maravillas que contaban de sus directos hasta se quedaban cortas. Es una ilusión inconmensurable que encima va a rebosar. Y a ese desbordamiento se le llama felicidad.

¡¡Y a sudar!!

Jamás en mi vida había saltado tan alto con tantos desconocidos. Si me dicen que iba a bailar una coreografía de videoclip, a emocionarme con un taconeo flamenco o a chillar micrófono en mano el final de "This new year will be for you and me", jamás me lo hubiese creído. Es más: me habría imaginado desmayado en el suelo de la vergüenza. Pero nada de eso en absoluto.

Cuando la alegría es total el cuerpo fluye sólo hacia su lugar natural. Como si ya supiese como iba a ser. Como si intuyese los momentos que se iban a suceder. Como si lo llevase esperando toda mi vida.

Tal vez sea eso :)

No hay comentarios: