lunes, 22 de febrero de 2010

8.05.03 (049) - Are you still in Vallda?

JJ

Click!


Las nubes me atascan. Mi única salvación son los conciertos en la noche, la oscuridad en el cine o perderme yo solo en mi habitación viendo como el techo se me apaga.

Cuando todo esto pase, sé con qué me voy a encontrar. Habrá un muro enorme que se erguirá pomposo y arrogante con sus ladrillos rojos brillando tan fuerte que la cámara de revelado me escaneará la ansiedad una y mil veces hasta que crea que no puedo salir de mi propia espiral autocompasiva. Llegado el momento me taparé los ojos con el antebrazo y saltaré a través de él, en uno de mis Triples Saltos Mortales.

Guille Milkyway estaría orgulloso. Yo estaré orgulloso. Cuando llegue el verano, y vea que mi habitación fotofóbica era el único rincón seguro en un mundo que es un precipicio... me dejaré caer. Estaré tranquilo. Ya he caído muchas veces. Lloraré y lloraré hasta que en el último momento logre volar. Cada vez lo hago mejor y ahora tengo unos amigos en los que aterrizar. Lo siento por todas las veces que les he atropellado. Es que no acabo de acostumbrarme a no estar tan solo.

Cuando caiga, prometo escribirte todas las bonitas historias que te debo. Sé que sentirás pena, y me dirás que no le diga cosas tan bonitas a una chica como tú que no sabe quererme. ¿Pero es que no te llenan nada el corazón? La historia del hombre con la pértiga más grande del mundo y la colchoneta más desproporcionalmente pequeña; el cuento del pájaro manco; la fábula del canguro con obsesidad mórbida; la epopeya del navegante ciego o los relatos del astronauta atrapado en un agujero negro.

¿Sabes? Empiezo a entender por qué mis metáforas no me han hecho merecedor ni de un solo beso tuyo.

Pero te aterrará mucho más saber que no me veo capaz de dejar de intentarlo.

2 comentarios:

Haakjvork dijo...

A penny for your thoughts and a million for your love

Nova Persei dijo...

Las espirales autocompasivas son ajquerosas, pero sólo están dentro de tu cabeza. Suena a perogrullo, pero a mí a veces se me olvida. ¡Que no se te olvide!

Sobre escribir cosas a quien no es capaz de conmoverse con ellas no te voy a decir nada. Hoy tengo un buen día. :-)