martes, 18 de agosto de 2009

7.05.03 (101) - Pitman Hall

El domingo más largo de mi vida. 30 horas. 6 de regalo, pues 6 para Toronto:

video
A los privilegiados de la residencia nos esperaban los primeros. Nos metieron en un enorme todo todoterreno y en un coche de clase alta de la marca Lincoln y nos llevaron hacia Pitman Hall. Pensábamos que era un exceso, pero no. Dos días después he de decir que solo he visto un par de coches que parezcan tener más de 5 años. Todo empieza a lo grande. Más Norteamericano que Europeo. La llegada, como todo lo nuevo, simplemente apoteósica. Bello recorrido del aeropuerto a la residencia.

Llegamos pronto a la residencia. Aquí empiezan a torcerse las cosas, por fuera está en obras y falta una hora para que tengan las habitaciones. Hago de embajador y empezamos a pagar la fianza de la habitación para obtener la llave.

video

Miro fijamente a la persona que nos atiende. Una bellísima asiática norteamericana. Encantado de hablar con usted, encantado de hacer de traductor para el resto. Esperaremos la hora que falta encantados. ¿Qué puedo hacer por usted? "You've got the better english". Sí, los españoles siempre hemos sido muy cutres. Blush.

Impregnados en sudor vamos al supermercado 24 horas. Suponemos que es más caro que el resto, pero no hemos encontrado ninguno normal. La distrucción de Toronto es demasiado Americana y tendremos que irnos a las afueras. Las cosas cuestan lo mismo que en un OpenCor y eso no está tan mal, aunque con una excepción. Mi querida y amada amiga la leche cuesta 5 euros el bote de 2 litros. Intentaré moderar su consumo a 5 litros por semana, para no gastarme más en leche que en transporte.

video

No, de momento no he comprado cereales xP.

Nos duchamos, damos un paseo de la residencia hasta la escuela (3 horas ida y vuelta... bueno, es el primer día) y al fin en nuestra habitación. Un aparato de aire ruidoso en la pared, los espacio comunes erasmusizados (a.k.a. destrozados y enguarridongados)... Pero no está mal, o eso creo yo.

El transporte público en toronto solo tiene dos sentidos: lo que va horizontal y lo que va vertical. Nosotros tomamos el metro vertical y luego el tranvía horizontal y podemos llegar a la escuela en 30 minutos. Los de alojamiento en familia necesitan varios buses horizontales y verticales para llegar al metro, somos afortunados. Esperaba algo más europeo y me encuentro con Seattle o Chicago. No está mal, la verdad. Estoy contento. Tras X horas despierto, y después de merendar, cenar y post-cenar me acuesto a las 22 horas de Canadá, las 4 de la madrugada en España. Todo bien. (Pero no hay descanso, el adaptador que tengo solo vale para el móvil. Necesito WiFi y energía para mi portátil y el iPod!)

1 comentario:

Anónimo dijo...

pues tienes que comprar cereales.

aqui(dublin) vamos a un super que se llama TESCO, es 24 horas, y por la noche es como el "badulaque" todo lleno de Apu Nahasapeemapetilon, queremos planear un noche de atracon-chicas-gilmore a las tres o cuatro.

barcelona(L)

abrazossssssssssssssssss(con muchas "S")sssssssssssssssssssss