viernes, 25 de diciembre de 2009

8.03.09 (031) - La casa por el tejado


El tejado. Empezaste la casa por el tejado. Bien, te la enseñaré: Tenemos tejas rubias inclinadas todas hacia un lateral de la casa y distanciándose de la pared, para que así cuando llueva el agua no resbale por la fachada. Puedes contarlas si lo deseas. Pasa tus dedos entre ellas y ve separando y haciendo remolinos. Cuando separes las manos todavía podrás sentir la eletricidad estática. A ambos nos ha gustado. Por favor, vuelve a hundir la mano en el tontejado.

El dibujo de la casa es el clásico. Debajo del tejado tenemos un piso superior con dos ventanas a cada lado y abajo una puerta. En el piso superior enyesas y pintas los laterales de las ventanas. Luego atiendes a los cristales y los abres de par en par, para que entre el aire. La casa se refresca. La casa se ruboriza.

Los niños juegan en el bajo. Se les puede oir desde dentro. Abren tantas puertas, que desde las ventanas se crea corriente. Y lo puedes sentir. La casa respirando. Acércate a escucharla conmigo.

"Toc, toc, toc"; luego llamas 3 veces a la puerta. Se abre lentamente sin chirriar a penas. "Adelante", estás invitada.

No hay comentarios: